Páginas Principal

lunes, 31 de enero de 2011

Normalidades nuestras

A casi tres añitos...

es normal llamarme Marzela cuando jugamos o cuando estamos entre amigos, pero si estamos en un ambiente donde hay desconocidos casi siempre me decis Mamma o Mamá;

es normal sentarte en la mesa para comer con nosotros y sacar de tu plato las cosas que no te gustan para que las coma papá, como también lo es mirar Los Simpsons a la hora de la cena!...;

es normal tener caprichos de vez en cuando (muy esporádicos) y correr a la habitación para llorar sola hasta que se te pasa para volver tranquila y serena. Digamos que todo empezó casi por casualidad cuando un día, por una causa que ni recuerdo te dije: Si tenés ganas de llorar, podés ir a tu habitación, y lo hiciste y quizás ahí descubriste que los berrinches es mejor sacártelos sola, porque lo tomaste como costumbre;

es normal que aceptes con respeto cuando te decimos que No a algo, sin quejarte, sin odiarnos, a veces hasta tapándote la boca por tener el impulso de decirnos algo que alguna vez se te escapó y te dijimos que no era justo para decirnos por un simple No.. Tanto es normal que aceptes nuestras reglas que casi siempre escuchamos un Va Beene tuyo como respuesta.

es normal despertarte tarde los fines de semana y venir a la cama grande con nosotros para seguir durmiendo un ratito mas hasta tener hambre y levantarnos.

es costumbre que desayunemos las dos juntas en la mesa chiquita de la cocina, y que me digas, Sentate Mama si ves que sigo haciendo cosas sin parar, o que me pidas de hacerte compañía si termino antes que vos.

es costumbre pedir un libro cuando vas al baño!!! Y no un libro al azar, el pedido viene modificado cada día con un libro en particular... y si bien no digo que lo lees, porque edad para eso no tenés, lo abris y contás miles de historias imaginarias o inventadas con las imágenes, así que mientras te escuchamos hablar sabemos que estás bien ocupada..

es normal traerte amiguitas a casa, jugar con ellas y hasta que se queden a cena, como también es normal que vayas a casa de ellas de vez en cuando..

y también lo es pedir de quedarte a ver una película con nosotros a la noche, y que nosotros aceptemos tu pedido porque sabemos que si te pedimos silencio, silencio harás, hasta quedarte dormida después de media hora en el sofá... y si no hay películas para ver nos iremos a la cama grande, hablaremos y después llegará el silencio absoluto con la luz apagada hasta que, después de 5 minutos de lágrimas te dormirás en los brazos de alguno de los dos..!

y con todo esto, es normal que nos sintamos afortunados y contentos de tenerte!...

1 comentario:

Melannie dijo...

Hola!!
Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y está genial, me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

Éxitos con tu blog.
Un Saludo
Melannie.